Open Banking: Un mundo de nuevas oportunidades para comerciantes y adquirentes

La banca abierta (Open Banking), la aplicación en el Reino Unido de la segunda directiva europea sobre servicios de pago (PSD2), ha tenido un comienzo algo lento, con una adopción limitada, luego la COVID-19 y el Brexit, pero los principios que la sustentan son sólidos. Sus cambios fundamentales en la forma en que los bancos manejan la información financiera significan que los bancos pueden ahora compartir el tipo de información que se vería en un extracto de cuenta con los proveedores autorizados -con el permiso del cliente, por supuesto- y añadir una serie de características de seguridad, escalabilidad y flexibilidad que abren la posibilidad de nuevas fuentes de ingresos para los comerciantes.

Una de las ideas clave de estos cambios es que permiten a las empresas digitales e innovadoras analizar sus hábitos de gasto y hacer recomendaciones. Por ejemplo, podrían ver que está gastando 100€ en electricidad y, por tanto, recomendarle un nuevo proveedor que le dé el mismo servicio por 80€, o reconocer que gasta mucho en el pago de deudas y recomendarle un préstamo de consolidación de deudas. Un tercero podría incluso aconsejarle que está pagando demasiado por los avances o demasiado poco en intereses y que sería prudente cambiar de banco, o un proveedor de préstamos podría evaluar al instante y de forma segura sus finanzas para ver si puede optar a un préstamo.

Otro nuevo servicio que la banca abierta pone a su disposición es el Pago Basado en Cuenta (ABP-Account-Based Payment). Se trata de una forma más rápida, segura y potencialmente mucho más cómoda de realizar pagos entre consumidores y comerciantes, o entre dos consumidores. En un ejemplo hipotético, el cliente de una tienda de comercio electrónico, al pasar por caja, seleccionaría su banco, se autenticaría a través de la Autenticación Fuerte de Clientes (SCA-Strong Customer Authentication) del propio banco y, a continuación, podría abonar todos los pagos futuros mucho más rápido de lo que lo haría de otro modo. En las tiendas, el comprador podría escanear un código QR o utilizar NFC (Near Field Communication) para enlazar con la cuenta del comerciante y luego realizar los pagos. A diferencia de los pagos tradicionales con tarjeta de débito, crédito o monedero electrónico, los pagos basados en la cuenta eliminan muchas de las comisiones asociadas a los pagos, depositan los fondos inmediatamente y permiten servicios de fácil acceso para el cliente, como los reembolsos instantáneos.

Pero hay aspectos entre bastidores de la Banca Abierta que la mayoría de los consumidores desconocen y que tienen un impacto directo en el espacio de adquirencia y pagos. Los cambios permitirán la entrada de nuevos participantes en todos los aspectos de la banca, e inevitablemente podrán ofrecer servicios que pueden hacer algunas de las cosas que las entidades adquirentes pueden hacer mejor, más rápido o más barato.

Dado que la banca abierta está aumentando la competencia, ¿cómo pueden los adquirentes aprovechar los nuevos sistemas y añadir valor a los comerciantes?

Nuevas formas de añadir valor

Una de las nuevas funciones que está abriendo Open Banking es la de proveedor de servicios de iniciación de pagos (PISP-Payment Initiation Service Provider), responsable de crear la infraestructura que respalda las transferencias basadas en cuentas. Ya existen varias empresas que trabajan en este espacio y es probable que se les unan otros nuevos participantes en el mercado, incluidas las empresas de pagos y FinTech existentes que tienen confianza y relaciones.

Yo diría que una forma clave de utilizar las estructuras es, como adquirente, proponer una forma alternativa de pagar en línea desde la cuenta bancaria -que ya se propone en algunos países a través de marcas o botones bancarios específicos.

Por ejemplo, existe la posibilidad de ofrecer a los clientes experiencias de pago más fáciles cuando están en el extranjero. En la actualidad, cuando se pagan servicios en una moneda extranjera se ve el pago en esa divisa, pero Open Banking permitirá pagar en la moneda que se utilice, incentivando la compra desde el extranjero y facilitando las cosas cuando vuelva el turismo.

La seguridad es otro factor clave, y un punto en el que los adquirentes pueden ofrecer servicios a los comerciantes. Cualquier cosa que implique la "apertura" de datos parece traer consigo problemas de seguridad, y la apertura de los datos bancarios aún más. Los adquirentes tienen que demostrar que cuando la información pasa por sus manos no se ve comprometida, y esto significa demostrar que siguen los últimos protocolos de seguridad.

Todo lo anterior, y la sin duda enorme gama de nuevos productos que permitirá Open Banking, podría añadirse a los servicios actuales que ofrecen las entidades adquirentes, lo que les permitiría estar a la altura de las nuevas empresas.

Soluciones integrales para el mercado

Como proveedor de soluciones de punta a punta, Worldline puede ofrecer a los adquirentes el apoyo que necesitan para mantenerse a la vanguardia. Nuestra plataforma de banca digital WL integra un módulo que permite a su empresa cumplir con los requisitos de la PSD2, a la vez que cuenta con los últimos sistemas de seguridad y API abiertas que le permiten acelerar la innovación.

A medida que la Banca Abierta se imponga y se desarrollen nuevas capacidades, podemos seguir desarrollándolas rápidamente como módulos que usted puede elegir para desplegar en su propia oferta, capacitándole para ofrecer el mejor servicio posible a sus clientes. 

Para saber más visite nuestro website.

 

Sobre el autor

Marc Docherty, Director de Adquirencia / Grandes Negocios Estratégicos del Reino Unido, Worldline

Marc Docherty es Director de Adquirencia / Grandes Negocios Estratégicos del Reino Unido en Worldline. Con más de 20 años de experiencia trabajando para organizaciones de primer orden dentro del sector bancario y de pagos, como Bank of Scotland, RBS, Barclaycard, AMEX y Visa, Marc es experto en banca de empresas, factoring y descuento de facturas, y pagos transfronterizos. También tiene una amplia experiencia en adquisiciones, habiéndose centrado en el sector de las grandes empresas en el Reino Unido y Europa durante varios años.

A Marc le apasiona impulsar soluciones que aporten un valor real a los clientes, al tiempo que ayuda a las organizaciones a reducir la complejidad y mejorar la experiencia del cliente proporcionando una solución de pago completa de principio a fin.

Acerca de Worldline

Worldline [Euronext: WLN] es líder europeo en medios de pago y servicios transaccionales, siendo el cuarto actor a nivel mundial. Gracias a su alcance global y su compromiso con la innovación, Worldline es el socio tecnológico de referencia para los comercios, bancos y adquirentes, así como para los operadores de transporte, administración pública y otros de sectores de actividad. Impulsada por sus más de 20.000 empleados en más de 50 países, Worldline ofrece a sus clientes soluciones sostenibles, fiables y seguras en toda la cadena de valor de los pagos, fomentando el crecimiento de sus negocios. Los servicios ofrecidos por Worldline en las áreas de Merchant Services; Terminals, Solutions & Services, Financial Services y Mobility & e-Transactional Services, comprenden adquirencia comercial nacional y transfronteriza, tanto para comercio físico como digital, procesamiento de transacciones de pago de alta seguridad, una amplia gama de terminales de pago, así como la emisión electrónica de billetes y servicios digitales en el entorno industrial. En 2020, Worldline obtuvo unos ingresos proforma de 4.800 millones de euros. worldline.com