La transformación del 5G en los medios de pago

Antes, uno de los momentos más esperados de una compra era el instante de pulsar OK, tras introducir la contraseña de la tarjeta. No era raro esperar a que alguna red finalizara el proceso y así terminar la transacción. Hoy en día, este escenario ha cambiado y las transacciones a través de redes 3G o 4G ya se realizan en segundos. Imagínate entonces cómo funcionará cuando llegue la red 5G.

Sin embargo, antes de hablar de la conexión de quinta generación, es importante recordar todo lo que ocurre entre el "Aceptar" del terminal de pago y el mensaje "transacción finalizada": casi siempre imperceptible, hay una serie de verificaciones y aprobaciones (contraseña, número de tarjeta, aplicación de pago, etc.). Bastante, ¿no te parece?

Con el auge de las redes 5G, deberíamos ganar nuevas opciones en este escenario, aumentando la velocidad de las transacciones y permitiendo un mayor análisis de la transacción y de sus riesgos. Básicamente, la red de Internet móvil de nueva generación aportará descargas y cargas más rápidas, una cobertura más amplia y conexiones más estables. Esto permitirá, por ejemplo, que las comunicaciones entre dispositivos avancen y nos ayuden a automatizar las tareas domésticas, así como la aparición de una nueva era en términos de interactividad.

La 5G en el ecosistema de pagos representa, por tanto, una oportunidad para realizar operaciones de compra en tiempo real y, sobre todo, para añadir mayor seguridad a las operaciones. Lo que la nueva generación de conexiones móviles puede ofrecernos de inmediato es la posibilidad de utilizar tecnologías avanzadas de automatización y análisis para combatir eficazmente los posibles riesgos, y seguir ofreciendo transacciones más rápidas. Como resultado, las empresas podrán analizar las operaciones, cruzando información de múltiples canales y fuentes de datos para identificar comportamientos sospechosos, e identificar y mitigar las amenazas antes de que causen un daño real.

Otro punto importante es que la tecnología 5G, además de una mayor velocidad y una tasa de latencia mucho menor, también permitirá que los POS se conviertan en verdaderos "hubs" tecnológicos para los minoristas, con decenas de nuevos servicios integrados en el mismo punto de operación, prescindiendo de redes más complejas y garantizando un mejor rendimiento.

Para el consumidor, la adopción de la quinta generación de Internet móvil ayudará a que el proceso de pago sea más rápido y fluido, reduciendo pasos innecesarios y optimizando la experiencia en la tienda. Esto es muy importante para los comerciantes, bancos y adquirentes, ya que es bien sabido que los clientes de hoy en día exigen más rapidez. Según un estudio de OpenText, más del 70% de los consumidores brasileños renunciaría a volver a comprar a una marca debido a una mala experiencia.

Según el Índice de Compromiso del Consumidor (ICC), estudio promovido por Officina Sophia Retail, el 86% de los compradores están dispuestos a pagar más por una experiencia que consideran mejor. Y cuando se trata de la experiencia, en este caso, es fundamental entender que el medio de pago es una parte fundamental para ganar la confianza y satisfacción del cliente. 

La otra cara de la moneda es que esta transformación conllevará el reto de implantar una nueva infraestructura, que seguramente no llegará por igual y al mismo tiempo a las distintas regiones del país. Es deber de todos trabajar para que este viaje de evolución e innovación sea lo más rápido posible, garantizando que cada vez más personas (comercios y consumidores) puedan aprovechar las ventajas del 5G al pagar sus compras en línea y en las tiendas.

La adopción de nuevas tecnologías para mejorar la experiencia del cliente debe considerarse una acción constante, que no puede limitarse a lo que ocurre hasta el momento en que el carrito de compras llega a la caja. Por el contrario, es necesario añadir valor también en el momento del pago, lo que lleva a una operación realmente sin fricciones, con la implementación de soluciones con biometría, pagos sin tarjeta, uso de reconocimiento facial, innumerables aplicaciones de autoservicio a través del smartphone, y mucho más.

Como todo cambio, la innovación bancaria conlleva oportunidades y desafíos. Queda por ver quién será capaz de identificar las posibilidades de crecimiento y aprovechar todas las oportunidades generadas por las novedades. El momento exige atención y un profundo conocimiento del mercado. Los pagos son instantáneos, pero las tácticas comerciales deben comenzar mucho antes, por lo que es hora de invertir en precisión y eficiencia, junto con la propia innovación. Hay muchas opciones para agilizar las transacciones sin dejar de lado la seguridad.

Si buscas implementar una nueva estrategia para tu negocio que impulse el éxito empresarial y la satisfacción del cliente, consulta más información sobre Servicios Profesionales en medios de pago, y contacta a nuestros expertos en la industria.  

Acerca del autor

Jose Barletta es Solutions & Architect Director de Worldline para TSS en la región de América Latina.

Cuenta con una trayectoria de más de 30 años en roles de SW Development Manager, Product Architect, así como R&D and Solutions/Architecture Director para empresas de tecnología y servicios financieros, compañías petroleras (Shell) y telecomunicaciones (Motorola) y también en la industria aeroespacial.

Acerca de Worldline

Worldline [Euronext: WLN] es líder europeo en medios de pago y servicios transaccionales, siendo el cuarto actor a nivel mundial. Gracias a su alcance global y su compromiso con la innovación, Worldline es el socio tecnológico de referencia para los comercios, bancos y adquirentes, así como para los operadores de transporte, administración pública y otros de sectores de actividad. Impulsada por sus más de 20.000 empleados en más de 50 países, Worldline ofrece a sus clientes soluciones sostenibles, fiables y seguras en toda la cadena de valor de los pagos, fomentando el crecimiento de sus negocios. Los servicios ofrecidos por Worldline en las áreas de Merchant Services; Terminals, Solutions & Services, Financial Services y Mobility & e-Transactional Services, comprenden adquirencia comercial nacional y transfronteriza, tanto para comercio físico como digital, procesamiento de transacciones de pago de alta seguridad, una amplia gama de terminales de pago, así como la emisión electrónica de billetes y servicios digitales en el entorno industrial. En 2020, Worldline obtuvo unos ingresos proforma de 4.800 millones de euros. worldline.com