Innovación en la industria de los pagos: por qué los terminales Android son el futuro

En el mundo hay 2.500 millones de dispositivos que cuentan con sistema operativo Android, según las últimas cifras publicadas por Google. Cuando hablamos de dispositivos Android, lo primero que se nos viene a la cabeza son los teléfonos móviles, pero hay gran cantidad de productos que pueden incorporar este sistema operativo para mejorar sus funcionalidades.

Un ejemplo que poco a poco estará más presente en nuestras vidas es el terminal Android. Mucha gente cree que los POS con los que pagamos nuestras compras con tarjeta están en su ocaso y que los métodos de pago alternativos y los servicios en la nube ocuparán, en el futuro, su lugar. Sin embargo, la realidad es que los terminales y los nuevos métodos de pago se complementan entre sí y de hecho pueden funcionar más fácilmente en Android.

Pero ¿qué aporta Android a la industria de los pagos que lo hace tan atractivo?

En primer lugar, el entorno Android ofrece la capacidad tecnológica para diseñar e incorporar nuevas funcionalidades, transformando el terminal de pago para dar soporte a las necesidades tanto del dueño del comercio como del cliente, contando con un abanico de aplicaciones potenciales muy amplio.

Precisamente, las aplicaciones de los terminales de pago Android aportan un valor adicional al terminal, extendiendo su función tradicional a un papel más amplio y centrado en el negocio, donde el pago ya no es la única función, pues abre la puerta a distintas vías de ingresos.

Por ejemplo, hasta ahora el proceso para la toma de la orden en un restaurante es muy extenso, es necesario seleccionar en el menú los platos y bebidas que estén disponibles, entregar el pedido a la cocina, generar la factura acorde al medio de pago, impuestos y propina, guardar todos los recibos, etc. Sin embargo, en los terminales Android se puede implementar, y nosotros desde Ingenico hemos trabajado en ello, una aplicación que procese tanto el pago como el manejo de inventario y campañas de fidelización en cuestión de segundos.

Estas aplicaciones permiten registrar el pedido del cliente en el terminal y lo envían a la cocina. Cuando llega el momento de pagar, los clientes podrán dividir la cuenta de la forma que más les convenga, y el mesero podrá procesar cualquier tipo de pago, aplicar beneficios de un programa de lealtad y enviar al comensal un recibo digital vía mensaje de texto o al correo electrónico, todo ello desde el mismo dispositivo.

Además de mejorar la experiencia de usuario, los terminales Android habilitan numerosas funcionalidades como cámaras, NFC y conectividad, permitiendo capturar pagos con billeteras o códigos QR los cuales vienen creciendo a nivel mundial. Al complementar las capacidades del dispositivo con aplicaciones comerciales se crean nuevos casos de uso de fácil integración a través de APIs. En Brasil, por ejemplo, las tiendas han agilizado el checkout al escanear el código de barras en el producto y generar la factura en cuestión de segundos, gracias a la aplicación para APOS A8 desarrollada en conjunto con nuestro aliado POS Controle.

Estos casos y muchos otros que están en desarrollo son claros ejemplos de cómo la innovación en la industria de los pagos permite sacar el máximo provecho del terminal de pago y ofrecer otras fuentes de ingresos adicionales.

En definitiva, Android está ganando terreno en los pagos por su capacidad de crear mayor valor para las empresas que lo utilizan y, además, facilita una mejor experiencia de usuario en el momento del pago, haciéndola más rápida, cómoda y con los mismos niveles de seguridad de siempre. Al fin y al cabo, se trata de llevar el pago tradicional al siguiente nivel.

Si busca implementar una nueva estrategia para su negocio y le interesa consultar con un experto en la industria, póngase en contacto con nosotros para obtener más información sobre las soluciones de pago con el sistema operativo Android.

Sobre la autora

Jeane Simon es Directora de Mercadeo de Worldline para TSS en la región de América Latina. Cuenta con una trayectoria de más de 20 años en roles de Desarrollo de Negocios y Mercadeo para empresas de tecnología, servicios financieros y retail en diversas etapas, desde ágiles startups hasta compañías globales como MasterCard. Jeane lideró proyectos en empresas como Itaú, Santander, Cielo y HSBC, aportando su visión vanguardista de mercadeo. Manteniendo el foco en la experiencia del cliente, Jeane lidera equipos multifuncionales que utilizan todo el potencial de la inteligencia de mercado, las estrategias digitales, y el conocimiento de los datos para obtener resultados en negocios complejos de varios países.

Jeane es una apasionada por las personas y la psicología, y cree que el mercadeo y la tecnología son herramientas poderosas para impactar positivamente la vida.

Acerca de Worldline

Worldline [Euronext: WLN] es líder europeo en medios de pago y servicios transaccionales, siendo el cuarto actor a nivel mundial. Gracias a su alcance global y su compromiso con la innovación, Worldline es el socio tecnológico de referencia para los comercios, bancos y adquirentes, así como para los operadores de transporte, administración pública y otros de sectores de actividad. Impulsada por sus más de 20.000 empleados en más de 50 países, Worldline ofrece a sus clientes soluciones sostenibles, fiables y seguras en toda la cadena de valor de los pagos, fomentando el crecimiento de sus negocios. Los servicios ofrecidos por Worldline en las áreas de Merchant Services; Terminals, Solutions & Services, Financial Services y Mobility & e-Transactional Services, comprenden adquirencia comercial nacional y transfronteriza, tanto para comercio físico como digital, procesamiento de transacciones de pago de alta seguridad, una amplia gama de terminales de pago, así como la emisión electrónica de billetes y servicios digitales en el entorno industrial. En 2020, Worldline obtuvo unos ingresos proforma de 4.800 millones de euros. worldline.com