Cuando la gestión remota puede ser mucho más que eso

Normalmente, cuando se lanza una nueva solución, hay una necesidad o un problema específico en mente que se está abordando. Sin embargo, estos desarrollos iniciales pueden representar una realidad o un conocimiento limitado de lo que puede deparar el futuro. Al igual que la estatua de David, cuando no era más que un trozo de mármol de gran tamaño, cada trozo se fue retirando poco a poco, revelando su verdadero propósito y la forma a la que serviría.

En los pagos, lo mismo puede decirse de las herramientas de gestión de terminales y el papel que desempeñan para ayudar a los propietarios a administrar sus activos. Esto es sencillo cuando el propósito se encuentra en la premisa. Al principio, había una herramienta que facilitaba las configuraciones remotas de los dispositivos de pago y la actualización de su software. Pero con el tiempo este propósito se ha transformado, dejando al descubierto un papel más importante con un valor aún mayor.

En aquellos tiempos todo era sencillo, los terminales eran nuevos, no eran muy numerosos y se manejaban manualmente. A medida que crecía su cantidad, el esfuerzo de gestionar unos dispositivos tan complejos, sobre todo teniendo en cuenta el papel crucial que desempeñan en el proceso de pago, se fue complicando.

Así nació la “solución de gestión de activos”, y en el caso de Ingenico, una marca de Worldline, se concibió TEM (The Estate Manager), que resolvía perfectamente la demanda de una solución de gestión remota.

La oportunidad de la gestión moderna del parque de terminales

Si avanzamos unos años, esta solución se ha transformado más allá de su génesis para ofrecer una funcionalidad más amplia y rica de lo que se había pensado inicialmente. Tanto es así que, aunque su posicionamiento inicial como herramienta de actualización de software sigue siendo relevante, probablemente ya no sea la característica principal.

Imagínese un conjunto de 100.000 terminales que operan de forma independiente, sirviendo como punto de confianza en la ecuación de pago. Los principios de la gestión son sencillos: mantenerse al día y cumplir con la normativa. Sin embargo, si nos detenemos en un comercio o un terminal en particular, empieza a surgir una serie de necesidades diferentes.

Con la llegada de Android, los terminales de pago ofrecen un espacio más interesante y la oportunidad de hacer más cosas. Como comercio, si puedo aportar más valor, aumentar mis ingresos, facilitarme la vida... entonces me apunto, ¿dónde firmo?

Esto puede ser tan sencillo como activar métodos de pago alternativos para permitir el uso de Alipay o China Union Pay como nuevo medio de pago. O, por el contrario, mantener el terminal en funcionamiento especialmente cuando más se necesita. El tiempo de inactividad de un terminal de pago puede ser un eficaz destructor del comercio, especialmente en los últimos 18 meses, cuando gran parte del mundo ha pasado a utilizar la tecnología sin contacto como su principal y a menudo único medio de pago.

Entonces, ¿qué hay de nuevo y por qué estos desarrollos son tan importantes?

Destacan tres áreas de mejora: las que mejoran la salud del terminal, las que permiten mejorar la seguridad y, por último, las que permiten aportar mayor valor:

 

[1] Salud - Las molestias y el costo de oportunidad de tener un terminal fuera de servicio pueden constituir un serio problema. Aunque los terminales de Ingenico se fabrican con los más altos estándares, a veces pueden surgir problemas. Cuando se produce un evento de este tipo, la vía de resolución es una llamada a un servicio de asistencia o el regreso a la base para su reparación. Lo que ofrece la nueva gama de soluciones de gestión de activos de Ingenico es una mayor transparencia, conocimiento y la oportunidad de intervenir más pronto.

Esto comienza con un chequeo regular del funcionamiento del terminal. Una sencilla rutina garantiza que, en todo momento, el propietario del dispositivo sepa que el terminal está vivo y en buen estado. Sin embargo, si algo va mal, es aquí donde las rutinas asistenciales y los servicios de apoyo pueden entrar en acción.

Los terminales de Ingenico, combinados con TEM, pueden permitir al comercio alertar al propietario del dispositivo respecto a cualquier problema que pueda tener. Se puede acceder a la alerta a través de TEM, ver fácilmente los pormenores del fallo y tomar medidas oportunas.

Además, con el apoyo de un equipo de asistencia técnica que puede acceder a una vista en directo del terminal (configuración y notificación de cualquier error), se puede trabajar a distancia para solucionar el problema y devolver el comercio rápidamente a su funcionamiento normal. De este modo, gracias a la mejora de las alertas de error, el acceso a los terminales y el apoyo diagnóstico, se minimizan las interrupciones para los comercios, se reduce el número de visitas sobre el terreno y, en la medida de lo posible, se evita el regreso a la base.

 

[2] Seguridad - Una mejor manera de considerar un terminal es como un punto de confianza. Un lugar donde se puedan hacer negocios de forma segura. Si esto es primordial, se deduce que es clave cuidar este activo para garantizar su integridad. Asimismo, el dispositivo en sí es un artículo costoso, por lo que asegurarlo físicamente también es importante.

Con los avances en TEM, el propietario del terminal puede revisar, a través de una comprobación de funcionamiento, si todo marcha bien y recibir alertas si algo va mal. La protección antimanipulación (tamper) integrada protege el terminal y, para su localización, un servicio de geocaching permite al propietario del activo definir los límites físicos en los que debe permanecer el terminal. La confianza de saber que el terminal está donde debe estar y funciona de forma segura es un gran paso adelante respecto a la estrategia original de “puesta en libertad”.

 

[3] Valor - Hoy en día el terminal es mucho más que un simple medio de aceptación de pagos. Con un mayor espacio de pantalla y potencia de procesamiento, la ejecución de otras aplicaciones está al alcance de la mano. Aquí la gama de casos de uso es infinita y, al igual que la proliferación de aplicaciones en nuestros teléfonos, el cielo es el límite para los comercios a la hora de encontrar soluciones y servicios que se ajusten a las necesidades de su negocio (por ejemplo, pago en mesa, división de facturas, una minicaja o pago alternativo mediante códigos QR).

Con una rica tienda de aplicaciones a través de la cual se puede administrar el contenido empresarial, y la capacidad de impulsar dichas soluciones a los comercios, se incrementa el papel del terminal y su consiguiente valor. La gestión de activos proporciona el medio, el punto de conexión y el lugar en el que los límites del terminal se expanden a la vez.

La naturaleza de la curiosidad inquieta lleva invariablemente a invertir en el desarrollo de territorios nuevos e inexplorados. La gestión de terminales y la solución TEM que ofrece Ingenico es una de esas travesías de desarrollo.

Como solución, ha recorrido un largo trecho desde sus humildes comienzos y, con el tiempo, ha ido cogiendo ritmo. Gracias a los comentarios de los clientes y a un equipo de desarrollo imaginativo y con talento, ha ampliado sus horizontes para ofrecer una capacidad más rica y mejor.

Así pues, a veces, de las pequeñas bellotas surgen grandes robles.

Si buscas implementar una nueva estrategia para tu negocio y te interesa consultar a un experto en la industria de pagos, contáctanos para obtener más información sobre TEM y todas las soluciones de pago de Ingenico, una marca Worldline.

Acerca del autor

Simon Fairbairn, Director de Servicios Profesionales en EMEA para Terminales, Soluciones y Servicios de Ingenico, una marca de Worldline.

Como líder de Servicios Profesionales para EMEA, el papel de Simon Fairbairn es ayudar a nuestros clientes a mirar hacia el futuro, elaborar estrategias para desarrollar su negocio y aplicar tecnologías y servicios para reinventar y reimaginar cómo hacer realidad su visión de los pagos. Simon cuenta con 26 años de experiencia en entornos de tecnología, consultoría y finanzas, donde ha trabajado para garantizar el crecimiento sostenible, la reducción de costos y la mejora de los beneficios, centrándose en la obtención de resultados mediante un liderazgo eficaz y la adopción de tecnologías innovadoras.

A Simon le apasiona ayudar a nuestros clientes a navegar por la complejidad del panorama de los pagos y aprovechar toda la experiencia de Ingenico para ayudarles a resolver sus problemas, aprovechar sus oportunidades y crear valor allí donde podamos aportar a su negocio.

Acerca de Worldline

Worldline [Euronext: WLN] es líder europeo en medios de pago y servicios transaccionales, siendo el cuarto actor a nivel mundial. Gracias a su alcance global y su compromiso con la innovación, Worldline es el socio tecnológico de referencia para los comercios, bancos y adquirentes, así como para los operadores de transporte, administración pública y otros de sectores de actividad. Impulsada por sus más de 20.000 empleados en más de 50 países, Worldline ofrece a sus clientes soluciones sostenibles, fiables y seguras en toda la cadena de valor de los pagos, fomentando el crecimiento de sus negocios. Los servicios ofrecidos por Worldline en las áreas de Merchant Services; Terminals, Solutions & Services, Financial Services y Mobility & e-Transactional Services, comprenden adquirencia comercial nacional y transfronteriza, tanto para comercio físico como digital, procesamiento de transacciones de pago de alta seguridad, una amplia gama de terminales de pago, así como la emisión electrónica de billetes y servicios digitales en el entorno industrial. En 2020, Worldline obtuvo unos ingresos proforma de 4.800 millones de euros. worldline.com