El futuro de los pagos sin contacto en una sociedad sin efectivo

Durante décadas, la investigación y las voces del sector han destacado el inevitable avance hacia una sociedad sin dinero en efectivo. Incluso antes de la pandemia de COVID-19, las transacciones en efectivo en el Reino Unido representaban solo el 23 % de todos los pagos en 2019. Sin embargo, nadie podría haber predicho la adopción masiva de tecnologías digitales impulsada por la pandemia del año pasado.

Las soluciones digitales, incluyendo los pagos sin contacto y la banca online y móvil, se han convertido en la opción preferida de los consumidores que necesitan una experiencia sin contacto en tiempos de distanciamiento social. En la actualidad, casi el 64 % de las tarjetas en el Reino Unido son sin contacto, 8.200 millones de libras se procesaron a través de la tecnología sin contacto en septiembre de 2020 y el uso del dinero en efectivo se ha reducido en más del 50 % desde el inicio de la pandemia.

Un nuevo límite para las transacciones sin contacto en el Reino Unido en 2021

El comportamiento de los consumidores a la hora de comprar sigue reflejando la incertidumbre de la crisis, con menos visitas a los comercios minoristas, al supermercado (con la guía de compra esencial vigente durante gran parte del año pasado) y con un valor de las transacciones implícitamente mayor. En un contexto definido por los cierres, el distanciamiento social y las limitaciones de movilidad, los compradores han tenido la oportunidad de experimentar la comodidad de pagar con tarjetas sin contacto y reducir el tiempo que pasan en la caja.

En respuesta a los temores por la COVID-19, los bancos y minoristas de muchas partes del mundo están considerando o ya han aumentado los límites de sus transacciones con tarjetas sin contacto, de modo que se puedan realizar pagos de mayor valor sin necesidad de tocar un teclado de PIN o terminal de punto de venta. En el Reino Unido, el límite de las tarjetas de pago sin contacto ha aumentado lenta pero constantemente, pasando de 10 libras en 2007 a 45 libras en abril del año pasado. Aunque el Reino Unido ha abandonado oficialmente la UE, sigue estando obligado a seguir el límite que se transpuso en las Normas Técnicas Reguladoras del Reino Unido. Sin embargo, muchos actores del ecosistema de pagos han pedido al Tesoro que aumente el límite de las tarjetas sin contacto a 100 libras.

Aunque la medida tendría que ser aprobada por la Autoridad de Conducta Financiera (FCA), en general existe un buen apoyo por parte de bancos y entidades adquirentes. No obstante, permitir que los consumidores hagan transferencias de gran valor con tarjetas podría suscitar una mayor preocupación por actividades potencialmente fraudulentas.

No habría una exposición adicional ni para el comercio ni para el consumidor, ya que el riesgo de fraude para transacciones sin contacto recae en el emisor de la tarjeta. No se prevé que el aumento del límite tenga un impacto notable en el fraude dado el límite acumulativo existente, es decir, que se pide a los consumidores que introduzcan su pin cuando realizan más de cinco transacciones sin contacto consecutivas.

¿Cómo reaccionan las empresas a los pagos en efectivo?

En un mundo posterior a la COVID-19, las soluciones sin efectivo serán más importantes que nunca. El número de pequeñas y medianas empresas (PYMES) que se niegan a aceptar pagos en efectivo ya ha aumentado, y esta tendencia va a ser cada vez más frecuente. Aunque actualmente no sea una prioridad para la mayoría de las grandes empresas, algunas compañías con bajos volúmenes de efectivo y una demográfica joven pueden empezar a considerar esto en el futuro. Además, los bancos están dificultando el uso del efectivo, cerrando sucursales que aceptan depósitos de empresas y aumentando los cargos asociados.

Asimismo, las empresas también tienen en cuenta la reducción de los seguros asociada a la ausencia de efectivo en las instalaciones, la reducción de las filas de clientes gracias a los pagos realizados con tarjeta (especialmente sin contacto) y la eliminación de la posibilidad de aceptar dinero falso y el robo de efectivo.

La importancia de ofrecer los métodos de pago más relevantes

El crecimiento del comercio minorista en línea, junto con la rápida adopción de experiencias de pago transparentes y métodos de pago alternativos (MPA) seguirá potenciando el impulso de las transacciones sin efectivo, que se espera alcancen los 1,1 billones en 2023. Para los compradores, poder pagar cómo y cuándo quieran marca la diferencia al momento de elegir dónde comprar. Por lo tanto, es más importante que nunca optimizar el proceso de pago como un enfoque estratégico clave.

Ya no es un secreto que aceptar una gama amplia pero relevante de opciones de pago impulsará el entusiasmo por las compras, mantendrá la fidelidad de los consumidores y aumentará los ingresos. Tanto los métodos de pago locales como los MPA tienen un enorme potencial para impulsar un mayor valor para los comercios al ampliar su alcance y fortalecer la relación comercio-cliente.

Impulsando los negocios

Muchas empresas han tenido que acelerar sus esfuerzos de transformación digital, ayudando a reducir las interacciones cara a cara y a salvaguardar la salud de los clientes y los empleados. Y esta transición va a continuar. Según las estimaciones del sector, el gasto global en tecnologías que facilitan la transformación digital alcanzará los 1,8 billones de libras esterlinas en 2023 en todo el mundo, un claro indicio de que el proceso de transformación digital representa una respuesta crítica que necesitan las empresas para satisfacer las crecientes expectativas de los clientes.

A medida que los pagos digitales han pasado de ser una buena alternativa a ser una necesidad, las empresas deben buscar la experiencia y los beneficios de asociarse con un proveedor que pueda ofrecer un servicio completo de capacidades de pago de principio a fin. De este modo, obtienen el valor de las tecnologías revolucionarias, la mejora de la rentabilidad, el control de la seguridad y la transparencia, así como un mejor servicio para sus clientes.

Las empresas confían en nuestra experiencia para ayudarles a llevar a cabo su estrategia de expansión en su mercado nacional o transfronterizo y ayudarles a aumentar su presencia ofreciendo los métodos de pago más relevantes para sus mercados. Al ofrecer sistemas de pago avanzados, los proveedores como nosotros podemos ayudar a los comercios facilitando sus procesos y haciéndolos más accesibles con una solución de pago de principio a fin totalmente integrada.

Para saber más, visite: 

www.ingenico.co.uk/omnichannel

Sobre el autor

Director de adquirencia para el Reino Unido y Negocios estratégicos a gran escale en Ingenico, una marca de Worldline

Marc Docherty es el director de adquirencia de Ingenico en el Reino Unido. Cuenta con más de 20 años de experiencia trabajando para prestigiosas organizaciones en el sector bancario y de pagos, incluyendo Bank of Scotland, RBS, Barclaycard, AMEX y Visa.  Las fortalezas de Marc son la banca de negocios, factoraje y descuento de facturas, y los pagos transfronterizos. También cuenta con una vasta experiencia en adquirencia, se ha enfocado en el sector de grandes corporaciones en el Reino Unido y Europa por varios años.

Marc es un entusiasta de las soluciones que ofrecen un valor real a los clientes, mientras que ayuda a las organizaciones a reducir la complejidad y mejorar la experiencia del cliente, proporcionando una completa solución de pago de extremo a extremo.

Sobre Worldline

Worldline [Euronext: WLN] es el líder europeo de pagos y de la industria de servicios transaccionales y el actor #4 a nivel mundial. Su alcance global y su compromiso con la innovación hacen de Worldline el aliado tecnológico preferido por los comercios, la banca y terceros adquirentes, además de operadores de transporte público, agencias gubernamentales y empresas en todos los sectores de la industria.

Worldline cuenta con más de 20.000 empleados en más de 50 países, y proporciona a sus clientes soluciones sostenibles, confiables y seguras a lo largo de toda la cadena de valor de la industria de los pagos, impulsando el crecimiento del negocio en cualquier ubicación. Los servicios que ofrece Worldline en las áreas de Servicios para Comercios; Terminales, Soluciones y Servicios; Servicios Financieros y Movilidad y Servicios Móviles y Transaccionales Electrónicos incluyen la adquirencia comercial nacional y transfronteriza, tanto en el establecimiento como en línea, el procesamiento de transacciones de pago de alta seguridad, un amplio portafolio de terminales de pago, así como servicios de facturación electrónica y servicios digitales en el entorno industrial. En 2019 Worldline realizó ventas proforma por 5.3 billones de euros.