Inteligencia Artificial: rapidez y eficiencia para transformar el futuro de los medios de pago

* Rodrigo Ladeira

Tal vez no lo recuerdes, pero hubo un tiempo en que cualquier conversación sobre Inteligencia Artificial (IA) era una razón para pensar en cómo (y cuándo) los robots dominarían el mundo. Desde entonces, mucho ha cambiado y estamos muy cerca de avances como el diseño de Los Supersónicos, en el que todo es moderno e instantáneo.

Ya tenemos en el mercado hoy en día muchas soluciones basadas en la Inteligencia Artificial y el Aprendizaje     Automático (máquina de aprendizaje), transformando profundamente la rutina de varios segmentos como el sector de los medios electrónicos de pago. Sólo en 2018, el sector financiero brasileño invirtió más de R$ 19 mil millones en tecnología y gran parte de esta inversión se centró específicamente en cómo innovar las formas de gestión de pagos, ya sea en la gestión de comercio electrónico o en transacciones en terminales de punto de venta de todo tipo. Los avances van mucho más allá de los miles de pequeñas máquinas.

Aunque los usuarios se encuentran todavía en el inicio del nuevo viaje digital en términos de medios de pago, se puede decir que existe un enorme potencial de transformación debido a estas tecnologías, que aceleran y califican las operaciones a todos los niveles. No por casualidad, los recursos y servicios de Banca por Internet a través de chatbots están creciendo, con tasas de expansión superiores al 30% en los últimos años. La gente quiere tener acceso a las innovaciones y, en este contexto, la Inteligencia Artificial tiene todo para ser el gran motor y facilitador de las transacciones comerciales y financieras.

Entre los muchos beneficios aportados a los mecanismos de pago, por ejemplo, podemos destacar la oportunidad de mejorar el análisis de procesos y maximizar la experiencia del consumidor, dos elementos clave para el éxito y la rentabilidad de la industria.

La adopción de recursos inteligentes facilitará la recolección, organización y análisis de la información relacionada con las operaciones, optimizando la toma de decisiones. Al recopilar y combinar la información compilada en una variedad de fuentes y formatos, la tecnología ayudará a mejorar los conocimientos estratégicos.

Esto es especialmente importante porque, con el aumento del acceso a Internet y del comercio electrónico, las empresas se enfrentan a un volumen exponencial de información. En este contexto, la Inteligencia Artificial puede utilizarse precisamente para acelerar el análisis y simplificar los procesos de pago en todos los modelos.

Además, el avance de la Inteligencia Artificial supondrá mejoras que extrapolarán el propio pago. Con la ayuda de sistemas modernos, las empresas tendrán la oportunidad de activar nuevas funciones analíticas necesarias para el descubrimiento de patrones de consumo y, con ello, mejorar la asertividad de su negocio. Las soluciones de pago podrán evaluar continuamente los patrones de compra, permitiendo la creación de una base de datos estratégica más robusta, flexible y actualizada con información relevante sobre los perfiles de los consumidores.

En otras palabras, estamos entrando en una era en la que la informática de alto rendimiento permitirá a las empresas disponer de información completa sobre sus clientes, los productos más vendidos, los hábitos de consumo y la planificación de ventas. En este contexto, el aprendizaje automático y la inteligencia artificial tienen el potencial de revolucionar la forma en que se procesan los pagos, reduciendo costos, mejorando la eficiencia operativa y aumentando el valor estratégico de las soluciones de pago.

Para los consumidores, a su vez, las funciones de Inteligencia Artificial y Aprendizaje Automático significan una nueva era de servicios, con mucha más comodidad e integración. Se espera que los modelos "e-Wallet" y QR Code ganen cada vez más espacio en Brasil, con lo cual aumentarán los pagos a través de monederos electrónicos.

En tiempos de movilidad, está claro que el entorno digital requerirá más velocidad y diversidad. Los consumidores y las empresas esperan ampliar los modelos de pago a nuevos formatos. A medida que avanza el desarrollo de nuevas soluciones basadas en la Inteligencia Artificial y el Aprendizaje Automático, es natural que las empresas se sientan más cómodas en invertir en el uso de tecnologías diferenciadas en su vida diaria. El sector de los medios de pago es uno de los más modernos del mundo y, sin duda, seguirá promoviendo importantes transformaciones en los modelos de consumo. Brasil debe emerger como uno de los principales países del mundo en este nuevo viaje digital.

 

 

 

 

Rodrigo Ladeira | Director de Marketing de Ingenico para Latinoamérica