El futuro de los medios de pago contactless

* Rodrigo Ladeira

Imagine pagar en el metro, el mercado, el cine y el restaurante con la misma tarjeta, sin tener que llevarla consigo ni siquiera un segundo para cerrar cada una de esas transacciones. Para más de 500 millones de personas en el mundo, esto ya es posible gracias a la nueva generación de medios de pago por proximidad, también conocidos como contactless en inglés.

Estamos hablando de un mercado en constante evolución y con un amplio potencial. Actualmente, por ejemplo, más del 40% de las transacciones de pago en Europa ya se efectúan a través de tecnologías “sin contacto” y la tendencia indica que este número debe crecer aún más para final de año. En Australia, otro mercado destacado, aproximadamente 90% de los pagos se hacen utilizando tarjetas y gadgets habilitados para pago a distancia.

A pesar del éxito que ha tenido en el mundo entero, es muy posible que en este momento usted esté pensando en cuándo le llegará el turno a Brasil. De hecho, nuestro país aún está lejos de presentar números como los de los mercados citados anteriormente. Sin embargo, se espera que este escenario cambie rápidamente en los próximos años, en la medida en que las ofertas vayan madurando y ganando la simpatía y la atención de los consumidores.

Las proyecciones de la Asociación Brasileña de Empresas de Tarjetas de Crédito y Servicios (Abecs) señalan que el volumen de transacciones con tarjeta de crédito y débito en Brasil deberá aumentar 17% este año y se espera que las opciones contactless representen una buena porción de este crecimiento, ampliando así su presencia en el total de operaciones. Hoy en día el pago sin contacto corresponde a 5% de todas las transacciones del país y la expectativa es que esta cantidad se duplique con creces hasta 2020.

No obstante, lo más interesante es notar que ya existe una buena base para el uso de las tecnologías contactless dentro de nuestro mercado interno. Por ejemplo, se estima que a nivel nacional ya están en circulación más de 5 millones de tarjetas preparadas para el pago por proximidad. Adicionalmente, casi 70% de las máquinas de pago cuentan con la tecnología NFC (Near Field Communication), necesaria para concluir las transacciones. Ante este panorama, ¿qué es lo que impide entonces la masificación de este tipo de servicio en Brasil?

La respuesta a esta pregunta pasa por dos caminos distintos. El primero es la necesidad de concientizar a los establecimientos comerciales y operadores minoristas sobre los beneficios reales de la adopción de los servicios de pago por proximidad, así como a los usuarios sobre las ventajas que tiene utilizar esta modalidad, como por ejemplo, practicidad, agilidad y seguridad, entre otras. La segunda parte de esta misión de expansión consiste en divulgar el concepto práctico mediante el aumento de la presencia de dispositivos habilitados, lo que hace que estas iniciativas alcancen a meterse de verdad en el día a día del brasileño.

Con respecto a la concientización, podemos citar el trabajo realizado en la industria, con la construcción de terminales cada vez más inteligentes y seguros. El pago sin contacto exige la transmisión de datos vía radiofrecuencia, establecido directamente mediante normas de alta seguridad, con criptografía y uso de recursos inteligentes (incluyendo Inteligencia Artificial), todo con el objetivo de evitar amenazas, incluyendo fraudes y clonaciones.

Otro punto que vale la pena destacar es la practicidad. La innovación que se abre gracias a los medios de pago sin contacto incluye la posibilidad de crear dispositivos que se puedan llevar consigo  (wearables) más funcionales, incluyendo desde los relojes actuales hasta prendas de ropa inteligentes y adhesivos. Ampliar la gama de opciones es una gran noticia para toda la cadena de negocios, ya que, entre otras ventajas, se gana rapidez en la experiencia de usuario en las tiendas físicas.

La tecnología contactless es un medio de pago más rápido y mucho más dinámico. Podemos usar esta tecnología en diversos sectores. Por ejemplo, podemos destacar la creación de nuevos proyectos alrededor del mundo que han utilizado el pago por proximidad para mejorar la rutina de las personas, permitiendo un acceso más simple a los medios de transporte.

Así como otros países, Brasil está recorriendo la ruta hacia la evolución de los medios de pago y para ello es importante construir un ambiente eficiente, en el que la aceptación de este tipo de tecnología crezca en función de la mejora real de la experiencia de los consumidores. Estamos avanzando y paulatinamente irán llegando nuevos dispositivos al mercado, lo que agregará inteligencia, comodidad y seguridad a nuestra vida. Estas son innovaciones que a final de cuentas harán que el pago por proximidad sea tan común como lo es pasar una tarjeta e introducir la clave.

Nos encontramos en la etapa inicial de un hito que está llamado a mejorar la forma en que consumimos y pagamos, de la misma forma como sucedió con las compras on-line. Las empresas que supieron anticiparse y ofrecer a sus clientes la posibilidad de comprar por internet terminaron siendo reconocidas como visionarias y conquistaron un importante liderazgo en sus segmentos. Ahora todos tienen una nueva oportunidad de estar a la vanguardia y destacarse ofreciendo un medio de pago eficiente y moderno. ¿Y usted? ¿Ya está preparado para esta nueva era?

 

 

 

 

Rodrigo Ladeira | Director de Marketing de Ingenico para Latinoamérica